Notigenética: Cáncer Colorrectal Polipósico

Notigenética: Cáncer Colorrectal Polipósico

Por: Dr. Gildardo Fco. Zafra de la Rosa.

Existen varios Síndromes de Cáncer Colorrectal Polipósico, dentro de los cuales la poliposis adenomatosa familiar es la más clásica, se transmite con carácter autosómico dominante. El gen responsable es APC, la mayoría de las variantes son en los codones de paro, mutaciones sin sentido, indels o de sentido equivocado. Se han encontrado mutaciones muy específicas que han permitido hacer una correlación genotipo-fenotipo, por ejemplo, se sabe que la mutación en el codón 1,309 condiciona un cuadro severo.

Una forma atenuada está relacionada con el gen MUTYH, cuya forma de herencia es autosómica recesiva.

Variantes genéticas de la poliposis intestinal incluyen también a otros tejidos, como ocurre en las formas juveniles hamartomatosas, determinadas en la mayoría de los casos por los genes supresores tumorales SMAD4 y BMPR1A.

El síndrome de Peutz-Jeghers, se debe a mutaciones en el gen supresor de tumor STK1, es de carácter autosómico dominante, afecta gran parte del tracto gastrointestinal y se acompaña de manchas hiperpigmentadas en la piel y las mucosas.

El síndrome de Cowden cursa con hamartomatosis en múltiples tejidos, los cuales sufren transformación neoplásica y frecuentemente el cuadro clínico incluye discapacidad intelectual y autismo. El gen responsable es PTEN, también de tipo supresor tumoral y con una importante función en la regulación de la proliferación, crecimiento, supervivencia y respuesta a estímulos extracelulares a nivel de la membrana citoplásmica y las proteínas G. Eso explica que el gen PTEN también esté involucrado en otras entidades como en el síndrome de Bannayan-Riley-Ruvalcaba.

El conocimiento de los diferentes mecanismos moleculares dados por las variantes genéticas van permitiendo cada vez más entender y atender mejor a las y los pacientes.