Existen algunos síntomas del cáncer que pueden disfrazarse de alguna otra causa, por lo tanto, en este artículo sobre los síntomas del cáncer que pasan desapercibidos te presentamos los más comunes que hay:

Pérdida de peso.

La pérdida de peso inexplicable puede ser un síntoma de algún tipo de cáncer, como por ejemplo cáncer de páncreas, estómago o pulmón. Es importante que visites a tu médico si de pronto comienzas a perder mucho peso sin saber porqué.

Fiebre.

El aumento repentino de la temperatura de tu cuerpo puede ser un signo de cáncer, sobre todo si esta no desaparece al cabo de unos días, como en la mayoría de los casos. Casi toda las personas que han sido diagnosticadas con cáncer presentan fiebre en algún momento, sobre todo del tipo que afecta al sistema inmunológico.

Cansancio.

¿Quién no se siente cansado al final de una jornada laboral? Sin embargo, ese cansancio si es prolongado durante días y semanas puede deberse a algo más, sobre todo si no mejora con el descanso, ya que algunos tipos de cáncer causan pérdida de sangre, lo que puede ocasionar cansancio en extremo.

Cambios en la piel.

Si de pronto te brotan lunares, se te oscurece la piel o tienes crecimiento de vello en exceso, no son causas de la edad sino de algún tipo de cáncer y es recomendable que visites a tu médico.

Heridas sin cicatrizar

Una simple llaga en la boca que no se cura puede deberse a cáncer oral. En general cuando nos pasa algo así pensamos que “la infección no cede” , pero puede deberse a algún tipo de cáncer.

Como ves, todas estas razones son muy engañosas y pueden parecernos muy comunes, por lo que te recomendamos estar siempre atento a los cambios en tu cuerpo. Recuerda que las anomalías son un signo de que algo no anda bien.